3 Días en Colonia

3 Días en Colonia

Día 2

FreeTour por el casco Antiguo

Una vez con las pilas cargadas, pusimos rumbo a la plaza de la Catedral. Habíamos contratado un free tour por el centro para conocer un poquito más a fondo la ciudad. El free tour lo cogimos con Civitatis y la verdad es que estamos muy contentos con la experiencia que tuvimos. Podría llenar varias páginas con todas las curiosidades históricas que nos contó la guía, pero he decidido hablar un poco sólo de las que más me llamaron la atención.

Una de las cosas que más me impactó fue que la ciudad de Colonia se destruyó hasta en un 90% durante la Segunda Guerra Mundial. He visto vídeos e imágenes y es sobrecogedor… parece mentira que en tan poco tiempo se haya reconstruido toda una ciudad en ruinas. La catedral se salvó (más o menos) de los bombardeos porque el bando aliado la usaba como un punto de referencia para orientarse en la ciudad y saber dónde bombardear. Aun así, las vidrieras estallaron y ciertas zonas de la catedral fueron dañadas por bombas que cayeron en las proximidades.

La catedral de Colonia (Kölner Dom) se tardó en construir 632 años (1248-1880) ya que, por motivos económicos, se interrumpió su construcción durante más de tres siglos. La catedral tiene un aspecto ennegrecido, muy sucia. Esto se debe a que las piedras que se utilizaron durante la construcción eran de muy baja calidad, muy porosas, difíciles de limpiar. Por otro lado, la construcción de la Estación Central de la ciudad, justo a los pies de la catedral, tampoco ayudó mucho.

Catedral de Colonia

Comida en Brauhaus Früh

Una vez terminada la excursión, decidimos ir a comer a una de las famosas “Brauhaus” de Colonia que nos recomendó la guía del free tour, Brauhaus Früh. A estas cervecerías no se puede ir muy tarde a comer, ya que, aunque son muy grandes, se llenan enseguida. Brauhaus Früh está situado muy cerca de la catedral, al lado de la Fuente de Heinzelmännchenbrunnen (Fuente de los Duendes de Colonia).

Früh Brauhaus Colonia

Cada brauhaus tiene su propio tipo de cerveza (kölsch). Además, cabe destacar que beber cerveza sale más barato que el agua, una botella de agua cuesta 2,70€ y contiene 25cl, mientras que 20cl de Kölsch (las suelen servir en esta medida para que no se caliente) cuesta 1,80€. El precio de la comida en total por persona puede salir por unos 20€.

Glühwein y Feuerzangenbowle

En el centro y el norte de Europa, es muy típico encontrar en los mercadillos navideños a la gente tomando vino caliente, lo que en Alemania llaman Glühwein o en Francia llaman Vin Chaud.

Lo que desconocíamos era que también había otro tipo de bebida que se podía encontrar en los mercadillos y que era similar al glühwein, solo que, con más graduación de alcohol. Además, llevaba encima un terrón de azúcar moreno, bañado en ron, al cual prendían fuego, y se derretía sobre la bebida. Era el feuerzangenbowle, también recomendación de la guía del free tour.

Feuerzangenbowle

Dicho esto, después de comer nos dirigimos al mercadillo de Adventsdorf Kölner Dom, un mercadillo que estaba casi enfrente de la brauhaus y en el que había sobretodo puestos para comer y beber algo. Nos pareció que habría bastantes posibilidades de encontrar aquí la bebida que estábamos buscando y… ¡Bingo!

En cuanto al sabor es muy similar al glühwein salvo por ese matiz dulce que le proporciona el extra de azúcar. Nos encantó, y nos quedamos con ganas de repetir, la verdad es que recomiendo muchísimo el probarlo, no lo venden en todos los puestos pero si buscáis bien seguro que dais con ello. Hay que mencionar que es un poco más caro que el glühwein, éste último cuesta 3€ la taza, mientras el feuerzangenbowle sale a 5€ la taza. Hay que sumarle de 1€ a 2€ más de fianza por la taza, que luego puedes elegir si devolverla a cambio de la fianza o quedártela.

Hohe Straße

Después de esta parada técnica, trazamos una ruta para poder ver los mercadillos navideños que nos faltaban, pasando también por una de las calles más transitadas de Colonia, Hohe Straße. Es una calle comercial que comienza en Wallrafplatz, llena de tiendas y franquicias, que se podría asimilar a la calle Fuencarral en Madrid, siempre hasta arriba de gente.

Hohe Strabe Colonia

Mark der Engel

Desde aquí nos dirigimos al Markt der Engel, el mercadillo del Ángel, que se ubicaba en la plaza Neumarkt. La plaza estaba plagada de árboles, y la decoración elegida para la ocasión me pareció ideal, creaba un clima mágico. Colocaron multitud de estrellas de luz blanca, de todos los tamaños, cubriendo los árboles.

El efecto que consiguieron era maravilloso. Como llovía y hacía frío, aprovechamos la oportunidad para calentarnos un poquito tomando un glühwein en un puestecillo techado cerca de la entrada principal del mercadillo.

Nikolausdorf

Desde aquí caminamos hacia el mercadillo de Nikolausdorf en la Rudolfplatz, pasando por la iglesia de Kath. Kirche St. Aposteln, a la cual no pudimos entrar porque ya habían cerrado. Nikolausdorf es otro mercadillo navideño repleto de luces, puestos de bebida y comida, adornos navideños e incluso alguna atracción.

Mercadillos Navideños Colonia

Tal vez porque ya habíamos visto otros mercadillos anteriormente que me habían alucinado, este me resultó menos llamativo o menos original que los anteriores. Aun así, el ambiente navideño que se crea es digno de experimentar, por lo que os animo a visitarlo para que podáis sacar vuestras propias conclusiones y elegir cuál de todos es vuestro preferido.

Cena en Joe Champs

Pensábamos en cenar en la calle, en uno de los múltiples puestos que encontramos, pero hacía bastante frío y de forma intermitente se ponía a llover, por no hablar de que las pocas zonas techadas estaban completamente llenas de gente.

En fin, no lo vimos muy claro y pensamos en intentarlo al día siguiente. Mientras tanto, divisamos un restaurante americano en la plaza y decidimos probar suerte allí. Se llamaba Joe Champs, era un bar deportivo en el que había multitud de televisiones donde retransmitían los mejores partidos de la Bundesliga. En cuanto a la cena, la verdad es que estuvo bastante bien, no llegaba al nivel del Hard Rock pero era un buen sitio para cenar si os gustan los restaurantes típicos americanos.

Paseo Nocturno por el Rheinboulevard

Al salir del restaurante vimos que el cielo se había despejado y pensamos que sería buen momento para volver al Rheinboulevard a sacar alguna fotografía nocturna. Cogimos un taxi para poder llegar más rápido y una vez allí nos encontramos con esta preciosa vista:

Catedral de Colonia
Ruta Día 2
16 ¡Dale Like y comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *